La Ejecución Presupuestal

El Presupuesto General de la República es la llave del ordenamiento económico del país, del buen uso de los recursos públicos y de la  adecuada priorización en la atención de los problemas nacionales. Es el documento más importante que elabora anualmente el Gobierno para garantizar planificación, orden y honestidad en el manejo este año de 150 mil 135 millones de nuevos soles distribuídos a lo largo y ancho del territorio nacional.

El Presupuesto de la República es el documento sobre el que recaen más presiones desde su gestación en el Ejecutivo, su aprobación en el Congreso y su aplicación en los diversos Pliegos que lo integran. Esto se explica porque todas las necesidades y problemas están  vinculados a las partidas presupuestales.

La eficacia del Presupuesto General de la República depende de la oportunidad con que se aplique. Las cifras presupuestales están por encima de las justificaciones y buenas intenciones de los políticos. Por esto conviene buscar soluciones para evitar el déficit permanente que existe en la ejecución presupuestal.

Las cifras de los 10 primeros meses del año hablan por si solas. El Gobierno Nacional ha ejecutado 66.2 % de lo asignado, los Gobiernos Regionales el 55.6 % y los Gobiernos Locales el 67.8 %. El porcentaje nacional es del orden del 64.6 %. Restan por ejecutar 35.4 % cuando estamos a 40 días del final del año y en el periodo en que el ritmo de trabajo se reduce  notablemente en la administración pública.

La situación se agrava porque en el rubro de inversión la ejecución alcanza solo 48 % mientras en el de planillas llega a 77 %. Esto demuestra que se priorizan los gastos de carácter individual sobre los que benefician a la población en su conjunto.

Esta es la realidad que mide la capacidad de gestión de  los Gobiernos porque lo que sucede actualmente se ha repetido en mayor o menor proporción en  épocas anteriores.

Desde luego  hay excepciones de Titulares de Pliego que en  ejecución presupuestal  alcanzan o se acercan al   100 %. Cumplen eficientemente con su deber y merecen ser imitados por todos sus homólogos  en el país.

En el supuesto caso que se llegara al 80 % en ejecución presupuestal a fin de año tendremos alrededor de 30 mil  millones de nuevos soles que irán a incrementar la Reserva de Contingencia que es un crédito presupuestario global manejado por el Ministerio de Economía y usado para financiar gastos que por su naturaleza y coyuntura no han sido previstos en los Pliegos presupuestales. Son recursos de previsión con los que se responde a emergencias. En gran parte terminan congelados en el Banco de la Nación.

Es preocupante que en un país con muchas necesidades y  millones de personas en situación de pobreza hayan miles de millones de soles que no se gastan por déficit de capacidad de gestión de la burocracia, por trabas legales o administrativas. No importa la causa. El reto  es corregir esta situación y que el dinero presupuestado se aplique bien, honesta  y oportunamente. Si así fuera otra sería la situación del Perú. Manos a la obra.

Fernando Lazo Manrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *